Imprimir

La romería de los cornudos

Escrito por José Belló Aliaga el . Publicado en Danza

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 

Romeria-7 19Presentación del ballet “La romería de los cornudos” (1933), en la Fundación Juan March de Madrid, primera interpretación en tiempos modernos después de su estreno en 1933.

Por José Belló Aliaga

Se ha celebrado, en rueda de prensa, en la sede de la Fundación Juan March en Madrid, situada en la calle Castelló número 77, la presentación del ballet “La romería de los cornudos”, en la que han intervenido Miguel Ángel Marín, Director del programa de música de la Fundación Juan March (FJM), y Antonio Najarro, responsable de la dirección artística y coreografía y actual director del Ballet Nacional de España.

La Fundación Juan March recupera, después de 85 años, el ballet “La romería de los cornudos”, primera interpretación en tiempos modernos después de su estreno en 1933. Esta obra, cumbre en la historia de la danza española, fue resultado de la influencia de los Ballets Rusos de Serguéi Diághilev y se gestó gracias a la colaboración de algunas figuras fundamentales de la generación del 27.

Funciones
Miércoles, 10 de enero, 19:30 horas
Sábado, 13 de enero, 12:00 y 19:00 horas
Domingo, 14 de enero, 12:00 y 19:00 horas

Transmisiones
La función del día 10 se transmite en directo por Radio Clásica de RNE y la del día 13 en diferido por Catalunya Música
Las funciones de los días 10 y 14 (12:00 horas) se transmiten por vídeo a través del Canal March (www.march.es/directo) y de Facebook https://www.facebook.com/fundacionmarch/

“La romería de los cornudos”: una constelación irrepetible de creadores
El argumento del ballet, temáticamente vinculado a Yerma (1934), fue escrito por Federico García Lorca y Cipriano de Rivas Cherif y se inspira en la romería del Santo Cristo del Paño de Moclín, una costumbre granadina que adquiere en la obra tintes orgiásticos.

La música, en la que resuenan los ecos de Falla, fue obra de Gustavo Pittaluga, uno de los principales compositores del Grupo de los Ocho. La escenografía y los figurines fueron de Alberto (Alberto Sánchez), destacado pintor y escultor, autor de la escultura El pueblo español tiene un camino que conduce a una estrella que presidió el Pabellón de la República Española de la Exposición de París en 1937.

Finalmente, la coreografía original corrió a cargo de Encarnación López Júlvez La Argentinita, bailarina de proyección internacional que colaboró con Lorca en la grabación de la Colección de Canciones Populares Españolas.

Tras su estreno en Madrid, el ballet fue interpretado en lugares como París. En los años cuarenta (tras el asesinato de García Lorca y con Pittaluga, Rivas Cherif, Alberto y Argentinita en el exilio), el ballet fue representado en una gira por Estados Unidos y Canadá. Para esta nueva producción, que fue interpretada por el Ballet Ruso de Montecarlo, Pilar López (hermana de Argentinita) creó una nueva coreografía, al tiempo que el pintor Joan Junyer se encargó de crear nuevos figurines y decorado.

Romeria-1
Se ha celebrado, en rueda de prensa, en la sede de la Fundación Juan March en Madrid, situada en la calle Castelló número 77, la presentación del ballet “La romería de los cornudos”.

Sobre esta producción
En esta producción se reproducen a escala los telones de la escenografía original creada por Alberto, actualmente conservados en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Además, se intercalan canciones recopiladas y adaptadas por Federico García Lorca.

La coreografía, de nueva creación, es obra de Antonio Najarro, actual director del Ballet Nacional de España. En el plano musical, le acompañarán el pianista Miguel Ángel López, la cantaora María Mezcle y el guitarrista José Luis Montón.

Coincidiendo con esta producción, el vestíbulo del Salón de Actos de la Fundación Juan March acoge una muestra documental con distintos materiales relacionados con “La romería de los cornudos” y sus creadores. Esta muestra contiene la proyección en primicia del vídeo inédito que recoge un fragmento de la producción de La romería presentada en Nueva York el 10 de abril de 1944.

Argumento
El Cristo de Moclín tiene la virtud de conceder la fertilidad a las mujeres estériles, que, año tras año, acuden, por ferias a merecerla, tirando del ronzal de los burros sobre cuyas albardas van, monte arriba, caballeros, sus maridos. Alcanzada la altura de la Ermita, se adentran en el bosque dejando a sus hombres al calor de la hoguera ritual, y del vino. La primera en volver con una corona trenzada de flor de verbena de que adornar la imagen milagrosa, tendrá un hijo. Tal es la tradición.

El sacristán, que ha salido, a su vez, de la ermita, se fija, pronto, en Sierra, que, coqueta, juega a encelarle. Peregrinos y vecinos buscan y cortan leña hasta prender el fuego a cuyo alrededor se sientan y se tienden los maridos, cortando queso, y pan y chorizo, del que traen en la alforja. Se ha hecho noche y, a la luz de la luna, los mozos, animados por el vecindario, emprenden la persecución de las peregrinas y desaparecen, con ellas, en el bosque. Sierra, con el Sacristán. La Ventera, Leonardo y Buenvino echan ronda tras ronda del añejo al corro de maridos. Y Chivato, a quien La Ventera ha adornado la frente de un par de cuernecillos alusivos, baila, coreado por todos que, en rueda le siguen y le observan con burlas.