Imprimir

Imogen Cunningham expone en La Fábrica

Escrito por Redacción Iberarte el . Publicado en Fotografia

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

La Fabrica-exposicionesUna selección de 18 desnudos de la estadounidense Imogen Cunningham se exponen en La Fábrica a partir del 29 de noviembre.

Madrid.- En 1906, Imogen Cunningham hizo su primer desnudo, el primero de muchos que formarían parte de la serie Nude. Como ella misma le contaba a su nieta: “mi primer desnudo fue un autorretrato en el bosque, 1906, en el campus de la Universidad de Wahington. Lo preparé y salté dentro, y eso fue todo”. En 1915 algunas de estas fotografías salieron en la publicación de Seattle The Town Crier, causando una gran polémica que dejó los negativos de la fotógrafa aparcados durante décadas. El año pasado, el Fine Arts de Boston expuso una selección de esta serie y los publicó en la red social de Instagram, como parte de la publicidad de la misma, donde fueron censurados. Hoy La Fábrica recupera una selección de 18 desnudos de Imogen Cunningham con el objetivo de poner en valor la obra de una de las grandes fotógrafas del último siglo.

Imogen Cunningham pone de manifiesto en su obra algo aparentemente muy sencillo: el cuerpo de la mujer es un envoltorio más de un ser humano. La fotógrafa retrata el desnudo de los cuerpos humanos mostrando el carácter atributivo que en realidad tiene el despojo de la ropa y, figurativamente, de todo aquello que nos pesa, condiciona y prejuzga. Cunningham protagoniza con esta serie una “búsqueda apasionada de la forma y la belleza” como explica su nieta, Meg Partridge.

Pero quizá el aporte más significativo de la manera de concebir el desnudo por parte de Cunningham es su tratamiento transgénero, que supone un avance importantísimo en la historia de la fotografía artística y del arte en sí mismo. El desnudo tiene mucho que ver con el contexto y la intención, y la fotógrafa estadounidense supo revelar a sus compañeros y al mundo que en el arte el cuerpo de la mujer no tiene por qué ceñirse a sugerir sexualidad, representar divinidad o simbolizar procreación. Imogen Cunningham pone de manifiesto en sus fotografías el valor y la belleza del cuerpo en sí mismo.

Todo ello realizado con una técnica y arte fotográfico notable, donde también entra en juego la relación que mantenía con sus modelos, pues todos eran amigos o familiares, solo pagó a una modelo al principio de su carrera. Como dice su nieta “muchas veces, fueron los estudiantes de su clase, sus viejos amigos o las novias de los asistentes fotográficos quienes fueron sujetos de los estudios de desnudos de Imogen”.

Nudes Imogen_Cunningham
Imagen de la serie `Nudes´ de Imogen_Cunningham.

Imogen Cunningham (1883, Portland, Oregon – 1976, San Francisco) es la fotógrafa estadounidense por excelencia del siglo XX. Desde sus primeros trabajos hasta su muerte, dedicó su vida a la búsqueda de su esencia creativa y su figura cobra una importancia vital en la evolución del medio. Sus imágenes más conocidas datan de la época comprendida entre 1920 y 1940, un período apasionante para la fotografía y el arte en Estados Unidos.

En el cuarenta aniversario de su muerte, La Fábrica homenajea a la fotógrafa estadounidense con la exposición Flores/Retratos, que podrá visitarse entre el 20 de enero y el 19 de febrero de 2016. La muestra reúne más de 15 fotografías en blanco y negro de dos de los cuerpos de trabajo más característicos de la trayectoria de la autora, algunas de sus sensuales y delicadas fotografías de flores y una selección de retratos. Las fotografías de Cunningham formarán parte del nuevo número de la revista Matador. El volumen R de la revista de cultura, ideas y tendencias, que saldrá próximamente a la venta está dedicado a la Botánica.

Interesada por la luz natural sobre cualquier otro método, entre las pasiones de Cunningham se encuentra la botánica. Dedicó gran parte de su tiempo a la captación de motivos florales y sus jardines fueron la prolongación de su imaginario. Su afición la llevó a titular sus fotografías con los nombres científicos de las plantas que fotografiaba y fue su serie Pflanzenformen la que le granjeó su primer reconocimiento internacional en la exposición Film und Foto de la Werkbund de Stuttgart, en 1929.

Otro de los puntales de la obra fotográfica de Cunningham fue el género del retrato. Además de retratar a amigos y familiares, también fotografió a figuras de la talla del pintor Morris Graves, la campeona de esgrima Helene Mayer, la modelo Phoenix o la artista Ruth Asawa. Sus retratos de la artista Frida Kahlo son mundialmente conocidos y en sus últimos años de su vida se embarcó en una excepcional serie de fotografías de ancianos que se materializó en la monografía póstuma After Ninety. Su estilo, ambiental y relajado, comunica la fascinación que sentía por aquello que hace única a cada persona, sobre los detalles que diferencian a los seres humanos. Así, muestra de forma magistral las líneas geométricas del cuerpo y formas sensuales definidas por la iluminación y la composición.

Nudes - Imogen Cunningham
Inauguración el 29 de noviembre a las 20:00h
Del 30.11.17 al 06.02.18
La Fábrica
C/ Alameda 9
28014 Madrid