Imprimir

`La llamada de la tribu´ de Vargas Llosa

Escrito por Redacción Iberarte el . Publicado en Literatura

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

Mario Vargas_Llosa-4Presentación del libro `La llamada de la tribu´, una autobiografía intelectual y política del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

Por José Belló Aliaga

Se ha presentado en la Casa de América de Madrid, el libro “La llamada de la tribu” de Mario Vargas Llosa en cuyo acto intervino, junto al autor, la editora de Alfaguara, Pilar Reyes.

Aunque a primera vista no lo parece, “La lla¬mada de la tribu” es una autobiografía intelectual de Mario Vargas Llosa. La diferencia con libros como “El pez en el agua” es que aquí el protago¬nismo no lo tienen las vivencias del autor, sino las lecturas que moldearon su forma de pensar y de ver el mundo en los últimos cincuenta años. Al igual que hizo Edmund Wilson en Hacia la estación de Finlandia, rastreando la evolución de las ideas que forjaron el socialismo hasta detonar la Revolución Rusa, el Nobel peruano ha hecho una cartografía de los pensadores liberales que le ayudaron a desarrollar un nuevo cuerpo de ideas después del gran trauma ideológico que supuso, por un lado, el desencanto con la Revolución Cubana, y, por otro, el distanciamiento de las ideas de Jean-Paul Sartre, el autor que más lo había inspirado en su juventud.

Mario Vargas_Llosa-1
El Premio Nobel peruano, Mario Vargas Llosa junto a la editora de Alfaguara, Pilar Reyes.

LA OBRA PRESENTADA

Como el mismo autor recuerda en el capítulo introductorio del libro, su interés por la política llegó muy pronto, a los doce años, cuando el ge¬neral Manuel A. Odría le dio un golpe de estado al presidente José Luis Bustamante y Rivero, parien¬te de su familia materna. Desde entonces se vio inevitablemente envuelto en la deriva de la política peruana.

Durante sus años universitarios, en la Universidad de San Marcos, militó en una célula comunista, y luego, ya convertido en escritor, se entusiasmó y apoyó a la Revolución Cubana. Él mismo fue a la isla en 1962 a cubrir la crisis de los misiles, y compartió la común esperanza en una revolución que se proponía combatir las injusti¬cias sin socavar las libertades individuales. Pero luego se enteró de la existencia de las UMAP, Uni¬dades Militares de Ayuda a la Producción, donde eran recluidos los homosexuales, y poco después vino el Caso Padilla, el encarcelamiento del poeta Heberto Padilla -en 1971- debido a las críticas que expresaban sus poemas al régimen de Fidel Castro. Aquello supuso un fuerte desencanto. Si el socialismo y la libertad de expresión estaban conde¬nados a reñir, Vargas Llosa optaría por la segunda.

Mario Vargas_Llosa-4
Vargas Losa, lúcido y brillante como siempre.

LA LLAMADA DE LA TRIBU

Los autores que analiza en los siguientes capítulos, el escocés Adam Smith, el español José Ortega y Gasset, los austríacos Friedrich Hayek y Karl Popper, el francés Raymond Aron, el letón -nacionalizado británico- Isaiah Berlin y el también francés Jean Fraçois Revel, le fueron de enorme ayuda durante aquellos años de desazón, mostrándole otra tradición de pensamiento que privilegiaba al individuo frente a la tribu, la nación, la clase o el partido, y que defendía la libertad de expresión como valor fundamental para el ejercicio de la democracia.

La enseñanza general que daba la lectura de sus libros contradecía los prin-cipios del marxismo y del socialismo real que se aplicaba en Cuba y en los países soviéticos. La historia no estaba escrita ni podía predecirse, y por lo mismo no había una clase elegida –el proletariado- llamada a emancipar a la humanidad. La consecuencia de esta forma de pensar era nefasta para la libertad, pues para planificar u ordenar la sociedad desde arriba era necesaria la ple¬na sumisión del individuo a la visión utópica del planificador. Ésa es la llamada de la tribu a la que se refiere -y que combate- el título del libro.

AUTORES ANALIZADOS

Empezando siempre con comentarios biográficos que desvelan aspectos relevantes de la vida y de la personalidad de los autores, cada capítu¬lo va tomando vuelo para observar al personaje desde arriba, en el contexto de la historia del pensamiento occidental. Siempre hay un análisis general de cada autor, que se complementa con un zoom sobre sus libros más importantes. El lector obtiene así una visión muy completa del cuerpo fundamental de sus ideas, de los libros concretos donde fueron desarrolladas y de las batallas ideológicas que cada autor dio a lo largo de su vida.

REFLEXIÓN

Lo más interesante es la reflexión que hace Vargas Llosa sobre cada uno de estos siete autores, revelando los puntos en donde no está de acuerdo con sus ideas y mostrando cómo, en ocasiones, sus propios actos contradijeron sus ideas. Adam Smith, por ejemplo, defensor del comercio libre, acabó trabajando como director de aduanas; y Friedrich Hayek, impugnador de los totalitarismos, terminó desconfiando de la democracia y apoyando el opresivo régimen de Pinochet. Con estas pinceladas e interpelaciones que revelan cómo a veces erraron en sus juicios, Vargas Llosa humaniza a los grandes pensadores de nues¬tro tiempo. También muestra que el liberalismo, si bien tiene como núcleo la libertad del individuo, es un sistema de ideas abierto, donde siempre hay disenso y conviven muchos puntos de vista sobre las diversas problemáticas humanas.