Imprimir

Entrevista a Alejandro G. Roemmers

Escrito por Redacción Iberarte el . Publicado en Literatura

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

alejandro g_Roemers_400`El regreso del Joven príncipe´, una obra de Alejandro Roemmers, es una historia de autodescubrimiento, búsqueda espiritual y esperanza, una obra de Alejandro Roemmers, editada por Océano, leerlo será toda una experiencia.

Iberarte tuvo la suerte de poder entrevistar a Alejandro Guillermo Roemmers a su paso por Madrid, con motivo de la reedición de su obra “El regreso del joven príncipe”, un libro que tiene una trayectoria de diez años y por el que ha recibido numerosos premios.

¿Alejandro nos gustaría saber cómo fueron sus inicios en la literatura?

Todo comenzó como una necesidad básica interior, a los 8 años empecé escribir poemas breves y otras cosas, fue por así decirlo una necesidad expresión. Más adelante me di cuenta de que a mi abuela le gusta la poesía, y cuando vio que a mí también, ella me empezó a leerme algún poema, o recortaba poemas de algún periódico para dármelos, así, fueron mis comienzos en la poesía.

¿Hay escritores o artistas en su familia?

No, escritores no, solo yo, aunque sí de alguna manera en la rama artística, mi madre estudió Bellas Artes, a mí personalmente también me atrae la música, he tenido intervenciones en alguna sinfonía con amigos y en la concepción y guion del musical “Franciscus”, una obra basada en la vida de San Francisco de Asís, dirigida y producida por Flavio Mendoza, con cuarenta artistas en escena entre actores, bailarines, cantantes y acróbatas.

Creo que la música y la poesía tienen mucho en común, la poesía no es en sí misma el texto escrito, ésta se da cuando alguien la lee y otro la escucha, entonces es también musical, es el acto de comunicación, no la veo como unos signos en el papel, sino cuando alguien les da vida y al escuchar se produce la poesía.

¿Se siente cómodo en nuestro país, que le sugiere como escritor?

Tengo un compendio de obras dedicadas a este país que se llama “España en mi”, donde se pueden encontrar piezas dedicadas a El Escorial, un himno a Castilla, y muchas más, fue una época en la que viví cierto desarraigo y soledad al venir a Madrid y no tener a compañeros y amigos, eso me ayudó a contactar mucho con la ciudad y su entorno.

El-regreso-del-principeImagen: portada de El regreso del joven príncipe.

Cuéntenos cómo surge `El regreso del joven príncipe´

Pues en parte se debe un poco a mis amigos cuando les contaba que, en la adolescencia, pasé momentos de melancolía y tristeza, cosa que les resultaba difícil creer a causa de mi constante felicidad y alegría, por lo cual querían que es contará que fue lo que pasó. Yo quería estar seguro de ese cambio y que realmente hubo una transformación duradera, y después de diez años de estar muy bien, muy feliz, decidí que podía escribir el libro de mi experiencia de vida, así fue, siempre lo cuento así, que fueron nueve días de escritura continua, fue como una meditación. Y para mí fue muy bueno comunicarlo, porque les gustó tanto que insistieron en que tenía que publicarlo y al hacerlo tuvo muchísimo éxito, aunque sé que hay mucha gente que aún no lo ha leído por eso lo de reeditarlo con Océano, porque diez años después no le he cambiado ni una palabra, sigue teniendo la misma vigencia y actualidad que el primer día.

¿Qué puede decir de "El regreso del joven príncipe" al lector?

El que en ningún lugar del mundo nadie ha hecho un comentario negativo, es un libro que, en todos los países, son muchos ya, hay que tener en cuenta que está traducido a treinta idiomas, me sugiere que hay una espiritualidad colectiva que compartimos, es como lo que pasa con “El principito”, los obstáculos, la dificultad y el sufrimiento es lo que te permite evolucionar, es como en la vida de un deportista, si no se pone obstáculos no evoluciona, a través de esto vas madurando y te vas haciendo consciente de muchas cosas, te hace más sabio, tolerante y compasivo, y te da posibilidades de ser más feliz, es mi experiencia y lo que he querido compartir con el lector.

El 6 de abril de 1943, hace 75 años, se publicó “El Principito”, ¿tiene esto algo que ver con la promoción de su libro?

No, no tiene nada que ver simplemente es casual, quería hacer un cambio de editorial y un relanzamiento del libro, “El regreso del joven príncipe” pienso que es como un complemento espiritual, es como un paso adelante, en algunos lugares como en Argentina se lee “El principito” en la primaria y en la secundaria leen “El Regreso del joven príncipe”, cada vez hay más colegios que lo están implementando, para formación de valores, para comentarlo en clase, tal es así que desarrollamos una guía ara los maestros, que está disponible y ayuda mucho al tratamiento del libro, y en los comentarios en clase, para que surja diálogo con los jóvenes.

Alejandro G_Roemmers_45
Momento de la entrevista entre Alejandro G. Roemmers autor de “El regreso del joven príncipe” y Guillermo Pescador director de Iberarte.

¿Qué le gustaría que quedara en los jóvenes de la obra?

Según me dicen ellos, les arroja claridad, les ayuda a enfocar su vida con más luz, hoy en día hay mucha cantidad de información, pero no siempre hay posibilidad de procesar, resumir o sacar conclusiones de todo eso. Creo que El Regreso del joven príncipe les ayuda a orientarse, a ver cuáles son las prioridades para que no se dispersen mucho, y no se centren tanto en los medios, sino en los fines.
Una de las cosas que quiero transmitir es que la vida no es como una escalera que te lleva a hacer cosas establecidas como tienes que estudiar para ir a la universidad, para conseguir un buen trabajo para… para ser feliz, si no estás bien ahora, nunca vas a llegar estarlo, porque siempre te va a faltar algo por conseguir que va a causar una insatisfacción.
Lo que pretendo con esta obra es demostrar que es posible encontrar esa felicidad, esa paz interior ahora y todo lo demás si viene bien, pero tampoco es necesario para conseguir ese estado. Lo importante es vivir con un propósito, desarrollar tus cualidades, ponerlas al servicio de los demás. Las circunstancias de la vida son favorables, a veces menos, pero eso no debe alterar el propósito de vida, hay que ser consciente también de lo breve de la vida, que la muerte puede estar a la vuelta de la esquina y eso no debe impedir el que nos sintamos felices, vivir la vida con sentimiento, no tanto con la cabeza, sino con el corazón y viviéndola muy de acuerdo a como eres.

alejandro g_Roemers_400En la imagen Alejandro G. Roemmers autor de “El regreso del joven príncipe”.

¿Es “El regreso del joven príncipe” un libro para jóvenes?

La edad ideal es trece o catorce años, pero el libro se puede leer a cualquier edad es conveniente tenerlo presente, que puede valer igual independiente de los años que tenga el lector, no tiene relación, cualquier edad es buena para a prender el desapego. Muchas veces la espiritualidad se confunde con el ascetismo, sin embargo, se puede ser muy espiritual y disfrutar de la vida, de las cosas materiales, el hombre es en sí mismo un ser espiritual, todo lo humano si se hace con consciencia es espiritual, por eso la obra no está predispuesta para una edad determinada.

¿Cómo se relaciona “El regreso del joven príncipe” con la obra de Saint-Exupéry?

La obra no tiene relación con “El principito”, tiene que ver con mi vida, yo usé simplemente esa analogía como para usar un personaje, pero podía haber sido cualquiera, en realidad empecé a escribirlo refiriéndome a un muchacho de la Patagonia, podría haber sido cualquier joven, se trataba de hacer un diálogo interior entre dos momentos importantes de mi vida, no estaba tratando de ninguna manera continuar ningún libro, simplemente escribí lo que surgió de mi experiencia, fueron nueve días en un estado de meditación que fue para mí una iluminación, pero lo importante no es que yo lo cuente, tanto como que lean el libro para que el lector saque su propia experiencia.

Alejandro G. Roemmers es, además de escritor, un empresario de éxito, quizá sus logros tengan que ver con que vive sus distintas facetas, su vida, con la espiritualidad y consciencia que se refleja en su obra.

*Noticia relacionada con El regreso del joven príncipe