Imprimir

Navarrete el Mudo. Nuestro Apeles español

Escrito por José Belló Aliaga el . Publicado en Pintura

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

Navarrete Mudo_Presentación de la exposición “Navarrete el Mudo. Nuestro Apeles español”, en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, hasta octubre de 2017.

Por José Belló Aliaga

Se ha celebrado el acto de presentación de la exposición “Navarrete el Mudo. Nuestro Apeles español”, en El Escorial”, organizada por Patrimonio Nacional, en las Salas de Honores del Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial, al que  han asistido Alfredo Pérez de Armiñán, Presidente de Patrimonio Nacional; Blanca Juárez, Alcaldesa de San Lorenzo de el Escorial; Conchita Vicente, Concejal del Ayuntamiento de El Escorial; Manuel Terrón, Delegado de Patrimonio Nacional en el Real Sitio de San Lorenzo de el Escorial y Luis Diez, Director de las Colecciones Reales de Patrimonio Nacional.

Navarrete Mudo_1
En laimagen de izquierda a derecha, Blanca Juárez, Alcaldesa de San Lorenzo de el Escorial; Alfredo Pérez de Armiñán, Presidente de Patrimonio Nacional; José Luis Diez, Director de las Colecciones Reales de Patrimonio Nacional; Conchita Vicente, Concejal del Ayuntamiento de El Escorial y Manuel Terrón, Delegado de Patrimonio Nacional en el Real Sitio de San Lorenzo de el Escorial.

La exposición
La muestra cuenta con un total de 21 obras. En concreto, 18 pinturas y 3 libros, además de diversos documentos de la época, entre ellos el contrato original que hizo el rey Felipe II al pintor, para que pintara los cuadros de la basílica del Monasterio de El Escorial; o el documento de pago de la Memoria de los lienzos del artista, y otras cosas de Navarrete que el pintor dejó en El Escorial al veedor García de Brizuela para entregar a su majestad.

La exposición reúne una selección de las mejores obras de Navarrete, pintor de Felipe II y uno de los mejores artistas españoles del siglo XVI. Entre otras se pueden contemplar los lienzos San Jerónimo penitente o San Pedro y San Pablo.

El artista riojano aprendió en Italia las técnicas del claroscuro junto a los maestros Bassano, Corregio y Tiziano, anticipándose con su arte a lo que más tarde se convertiría en el Siglo de Oro de la Pintura Española.

Navarrete Mudo_Imagen: Juan Fernández de Navarrete, el `Mudo´. Autoretrato.

Ámbitos expositivos
La exposición se despliega en dos ámbitos históricos, por una parte, las Salas de Honores, que, como salas de exposiciones, presentan pinturas dispersas en varias ubicaciones del Real Monasterio.

Por otra parte, la propia Basílica, en la que se ubican los altares menores para los que Navarrete realizó ocho parejas de santos y que actualmente siguen estando en el lugar para el que fueron concebidos.

Esta exposición continúa la línea emprendida por Patrimonio Nacional que pretende profundizar en el conocimiento de los fondos que constituyen las Colecciones Reales, así como resaltar la labor de mecenazgo y coleccionismo de los distintos Reyes de España a lo largo de la historia.

Navarrete Mudo_3
Imagen: Documento de pago de la Memoria de los lienzos del artista, y otras cosas de Navarrete que el pintor dejó en El Escorial al veedor García de Brizuela para entregar a su majestad.

Navarrete el `Mudo´
Juan Fernández de Navarrete el `Mudo´ (Logroño, 1538-1579) fue el pintor español más importante que trabajó para Felipe II en El Escorial. En su producción pictórica son reconocibles las dos fuentes artísticas que marcaron su carrera.

Por una parte, la presencia de múltiples obras de artistas del norte de Europa presentes en la Colección Real, se refleja en los paisajes y detalles naturalistas de sus obras, de influencia flamenca.

Por otra parte, su decisivo viaje a Italia donde visitó Roma, Florencia, Venecia, Milán y Nápoles, así como su conocimiento de la obra de Tiziano, se refleja en la representación de las figuras y arquitecturas, de rotundidad clasicista, y en la luminosidad veneciana.

Su producción artística se ajustaba perfectamente a los requerimientos de decoro y piedad instituidos en el Concilio de Trento en 1563, por lo que Navarrete, pronto se constituyó en el artista español más idóneo para la decoración de El Escorial.
 
“Nuestro Apeles español”
En vida gozó de gran prestigio, tanto ante el monarca -que en 1568 le nombró pintor del rey-, como ante figuras influyentes como el Padre Sigüenza, que le dedicó grandes elogios, llegando a denominarlo “nuestro Apeles español”.  Apeles fue uno de los más apreciados y valorados pintores de la Edad Antigua.

La mayor parte de la producción de Navarrete se conserva en el Monasterio del Escorial, donde trabajó en exclusiva a lo largo de su carrera y donde actualmente se conserva prácticamente la totalidad de su obra. La Basílica alberga ocho importantes cuadros representando parejas de santos, que presiden ocho altares menores. Este encargo -que inicialmente eran 32 altares- quedó inacabado a su muerte el mismo año en que se formalizó el encargo. En diversas dependencias del Monasterio se conservan otros 16 cuadros, que se reúnen en las Salas de Honores con motivo de esta exposición.